12 de Abril de 2016 0

Un día en Playa del Carmen

Ir a Playa del Carmen no es nada difícil y será una experiencia apasionante. Podemos ir desde cualquier hotel de la Riviera Maya. La famosísima Quinta Avenida es una calle peatonal repleta de tiendas, bares, restaurantes, etc. Kilómetros de calle os esperan.

Orientarse en Playa del Carmen es muy sencillo. Se distribuye en calles y avenidas. Las avenidas son paralelas al mar y van de 5 en 5, por ello el nombre de Quinta Avenida. Está la playa que es la primera y luego viene la 5. Las calles son perpendiculares al mar y van de 2 en 2. Por ejemplo, el famoso Coco Bongo está en avenida 10 con calle 12. En la quinta avenida las calles están marcadas en cada intersección.

Ir a Palaya del Carmen es posible a cualquier hora. Ahora bien, hasta las 12 de la mañana no suelen empezar a abrir los comercios. No hay demasiada gente ya que normalmente quieren disfrutar la playa en el hotel o ir de excursión. Y finaliza a altas horas de la madrugada en las discotecas de la calle 12.

Os recomiendo ir por la tarde. Durante la visita se puede aprovechar para cambiar dinero y a dar un paseo por la Quinta Avenida. Después de la playa, cuando el sol ya esté bajando es el momento ideal. Podemos ir en taxi o en transporte colectivo. Las tarifas del taxi hay que acordarla antes de subir a él. No hay taxímetro. En las recepciones de cada hotel suele haber un panel con la información. Que nos dejen en el Coco Bongo que está en avenida 10 con calle 12. En el regreso igual. Hay siempre cientos de taxis que os podrán regresar al hotel. Son seguros. La única precaución es que debéis acordar la tarifa antes de subiros a él. Nunca paguéis más de lo que habéis pagado para la ida.

La otra opción, mucho más económica, es tomar el transporte publico. Para ello hay que salir a la carretera general. Allí pasarán camionetas con franja azul, roja o verde que nos llevarán hasta Playa del Carmen por unos 40 pesos por persona. Nos dejarán en la calle dos entre avenidas 15 y 20. Cuando nos bajemos, vamos hacia atrás hasta llegar a la Quinta Avenida.

Para el regreso se toman en ese lugar. La última sale a las 11 de la noche.

En la Quinta Avenida os saldrán al encuentro multitud de personas invitándoos a entrar a su local a comprar. Al ser un sitio turístico los precios son más elevados. Si tenéis idea de ir a Chichen Itzá, allí os encontraréis con los artesanos y es el sitio más barato para comprar. Y encontraréis de casi todo.

También podéis ir a comer unos buenos y auténticos tacos mexicanos, cenar en un buen restaurante, mandar serenata de mariachi a vuestra pareja e ir a las afamadas discotecas (aquí se llaman antros) de la bulliciosa calle 12 hasta las 5 de la mañana. La fiesta en Playa del Carmen no para nunca.

Otra opción es ir a la Discoteca Coco Bongo. Normalmente en la piscina de vuestro hotel habrá un vendedor de dicha discoteca promocionando el lugar. Es una buena opción ya que con él podréis contratar el espectáculo junto con el transporte de ida y vuelta. La discoteca y el espectáculo merecen mucho la pena. Pero ojo con la bebida, normalmente es de 11 de la noche hasta las 3.

Eso sí… al día siguiente no programéis ninguna excursión. Día de relax en el hotel. Se hace muy pesado ir sin dormir a Chichen Itzá o a Xcaret.

Raúl Herrera

Deja un comentario